Sziget Festival. Pasaporte a la libertad.

Tanto ajetreo tenía que pasar factura y vaya si pasó factura. El día de “turismo” que tenía pensado se quedó en una tarde de paseo y la fiesta que tenía preparada para el viernes se convirtió en un par de cañas. Menos mal, está bien viajar pero tampoco hay que dejarse años de vida en ello. Además, lo tenía decidido, mi próximo desafío era el festival Sziget para el día siguiente y tenía que descansar para poder ofrecer mi estándar de calidad en estos eventos. Continue reading

Advertisements