Link

Tengo un par de post pendientes: II parte de NYC y III parte de Roskilde, y creo que se cual elegir, Roskilde, siempre Roskilde. Además prometí a la susodicha el gran honor de que escribiría sobre ella en mi blog. Dejamos el post anterior en la noche del sábado, atrás quedaba un día épico de música. Después de Sigur Ros cada uno vivió su propia historia personal. A algunos les valió con comerse una pizza entera solos y regresar misteriosamente horas más tarde al campamento base, aún sin saber como. Otros fueron vencidos por su “alter ego” personificado en el mismísimo JL. Algunos disfrutaban de su noche bailando como no habían hecho en años, olvidando cualquier adversidad ajena a dejarse la piel en las carpas de baile. A mi el destino me preparó una lección…que raro, siempre me la lía el destino. Espero por lo menos aprender de ella.

Continue reading

Advertisements

Un día en Roskilde. A Day in Roskilde.

El sábado empezó como empiezan los grandes días de Roskilde (y no nos engañemos, como comienzan todos), con un desayuno a base de agua y con las proteínas de un sándwich de salami con queso y algo de tomate que nos aporta toda la energía para una larga jornada en Roskilde. Puede que ese día tuviéramos suerte y también saboreáramos caballa o salchichas crudas, pero me extraña pues no quedaban ya muchas provisiones. Y por supuesto todo ello guardado celosamente en una caja de cartón en el  suelo de nuestra tienda de 6 personas. Una pena vamos. Pero esa es la mejor parte de la mañana, el desayuno. Después comienza un lento letargo de arrastrarse por el suelo con la esterilla buscando sombra, agua y un poco de paz para conciliar de nuevo el sueño (por supuesto sin éxito). Continue reading

Crónica Roskilde 2013

Tengo que hacerlo rápido. Pronto, muy pronto se irá esta agradable sensación placentera de bienestar, de sentirse en la nube y no querer bajar. Se irá y sólo quedará un bonito recuerdo e historias entrañables. Por eso tengo que escribir sobre lo vivido en Dinamarca estos últimos días AHORA, por que todavía perdura esa sacudida de felicidad desbordada. Además puede que todavía tenga alcohol en las venas y todo será más fluido (quizás sea sólo resaca, ¿cómo saberlo? estuve 5 días mezclando resacas y borracheras…¿Cómo saberlo?). Continue reading