“La pasión perdida de un beso”

Video

Tenía ganas de hablar de este tema, sí tenía ganas, la verdad. Desde que eMe me dejó no paro de dar vueltas a este tema. La razón, decía que YO había perdido la pasión, YO. Siempre era yo el que hacía mal las cosas. La pasión es cosa de dos, eso es un hecho. Y la pasión que puede poner uno en el otro o hacia el otro está reflejada por la predisposición del segundo. No voy a entrar ahora en discusiones de quién tenía más pasión y quien no, pero lo que está claro es que si yo no ofrecía la pasión que requería ella era porque no le interesaba mi pasión. Continue reading

Advertisements