Deseo en Bratislava

Volvía a ponerme en movimiento. Necesitaba moverme aunque es cierto que también necesitaba el descontrol y la energía juvenil del Party Hostel. Pero era tiempo de comenzar el viaje de regreso, por ello tenía que pasar por Bratislava. Lo primero que me sorprendió es lo bien cuidada que está la ciudad y lo segundo el grupo de señoritos andaluces que conocí en el albergue elegido. Por casualidad hablé con ellos en la terraza del hostal con la correspondiente cerveza. Resulta extraño, era la primera vez que hablaba mi propio idioma en todo el viaje y resulta que no me gustó, puede que tampoco quisiera usarlo con ellos. Así que decidí cenar solo en el casco histórico de la ciudad. Continue reading

Advertisements

La noche en Budapest, Szimpla y otros aventuras.

Image

La última mañana en Balatonfürer se antojaba ambiciosa. Cueva, tiendas, playa, ski acuático y rápido para coger el tren de las 15.00. Sí, correcto habéis leído bien, ski acuático, bueno era una tabla así que sería algo así como snowboard-acuático. Apuré un poco para poder intentarlo, sólo intentarlo. Porque ponerse en pie en la tabla es bastante complicado y lo único que hacía era estampar mi cara contra el agua una y otra vez. Seguramente media hora más y lo habría conseguido o quizás tan solo hubiera acabado con agujetas en el careto. Pero aunque me costó relativamente caro para el poco tiempo que estuve y no conseguí levantarme en esa maldita tabla mereció la pena. En un viaje hay que buscar algún tipo de distracción más allá de ver museos, hacer escapadas o deleitarse con la comida. También hay que experimentar nuevas aventuras que no se puedan encontrar en nuestras ciudades aunque sean caras y crear recuerdos memorables como acabar con dolores en todo el cuerpo por intentar algo nuevo….y este niños, ha sido la mierda de consejo del día. Continue reading

Link

Tengo un par de post pendientes: II parte de NYC y III parte de Roskilde, y creo que se cual elegir, Roskilde, siempre Roskilde. Además prometí a la susodicha el gran honor de que escribiría sobre ella en mi blog. Dejamos el post anterior en la noche del sábado, atrás quedaba un día épico de música. Después de Sigur Ros cada uno vivió su propia historia personal. A algunos les valió con comerse una pizza entera solos y regresar misteriosamente horas más tarde al campamento base, aún sin saber como. Otros fueron vencidos por su “alter ego” personificado en el mismísimo JL. Algunos disfrutaban de su noche bailando como no habían hecho en años, olvidando cualquier adversidad ajena a dejarse la piel en las carpas de baile. A mi el destino me preparó una lección…que raro, siempre me la lía el destino. Espero por lo menos aprender de ella.

Continue reading

Crónica OCS (Nov.99-Abril13). Parece mentira.

Parece mentira…parece mentira como pasa el tiempo. Hace poco fui a un concierto de los Red Hot Chilly Peppers…y ya han pasado 14 años de ese primer concierto en el que casi no lo cuento. Mi segundo concierto fue en la mítica sale de La Ribera en Madrid viendo a los OCS. Casi casi en la primera fila, éramos unos fanáticos. Éramos de hecho, los mismos que en el anterior concierto de los RHCP. Pero esta vez nos mantuvimos unidos y ninguna marea humana fue capaz de hacernos tambalear, además a diferencia del primer concierto, en este me sabía todas las canciones. Continue reading

Libertad como concepto (Capullo, que eres libre!)

Video

Ya llega la primavera, y se nota porque abundan los capullos que están a punto de florecer. Los capullos como yo. Sí, soy un capullo, pero lo mejor es que en nada puedo ser una flor que deslumbre a propios y extraños…jejeje…estaréis pensando: vaya sarta de gilipolleces está diciendo este memo. Y os equivocaréis, no son gilipolleces…son mariconadas, pero en parte son correctas. Continue reading

¿Cuántas vidas caben en una única vida?

Video

La vida es maravillosa, por lo menos en este lado de la tierra y particularmente lo que a mi respecta. Sólo tenemos una eso es muy cierto. Tenemos una y hay que aprovecharla como si fuera única (vaya chocho tengo en la cabeza). No seré yo quien viva una vida triste esperando una vida mejor en otro momento o en algún más allá divino,…porque no hay huevos y tampoco, me temo, tiempo. Pero no es menos cierto que en una misma vida caben diferentes concepciones de la misma. Continue reading